Atención:

1. Del lat. attentio, Cortesía, urbanidad, demostración de respeto u obsequio.

Entender lo verdaderamente importante. Aprender a focalizarme, vivir la vida menos estresada, aprovechar de mejor manera el tiempo con las personas que quiero y haciendo las cosas que realmente gozo.